BRUSELAS RECONOCE LAS IRREGULARIDADES DENUNCIADAS POR APESE, CEBAG Y OTRAS ENTIDADES EMPRESARIALES Y VECINALES EN LA CREACIÓN DEL GAL DE SIERRA ESPUÑA.

BRUSELAS RECONOCE LAS IRREGULARIDADES DENUNCIADAS POR APESE, CEBAG Y OTRAS ENTIDADES EMPRESARIALES Y VECINALES EN LA CREACIÓN DEL GAL DE SIERRA ESPUÑA.

Y requiere a las autoridades nacionales competentes para corregirlas suspendiéndose provisionalmente tanto la aprobación del GAL como la concesión de las ayudas europeas solicitadas.

Ha sido directamente la Comisión europea quien ha intervenido y ha hecho un requerimiento a las autoridades competentes españolas para corregir, lo antes posible, “algunas irregularidades detectadas”, en la constitución del Grupo de Acción Local (GAL), programa LEADER europeo del Territorio Sierra Espuña.

En la comunicación de esta semana de las autoridades de Bruselas a los denunciantes, se determina claramente que, hasta que éstas irregularidades no se corrijan, no podrá resolverse la selección inicial de Sierra Espuña ni de los grupos de acción local (GAL), de la Región de Murcia, ni tampoco aprobar las ayudas europeas de las estrategias de desarrollo local participativo, que se tenían que haber resuelto, como máximo, el pasado 22 de diciembre.

Este requerimiento de Bruselas supone un fuerte varapalo tanto a la nueva asociación Territorio Sierra Espuña, como especialmente a la entidad pública promotora, la Mancomunidad de Municipios Turísticos de Sierra Espuña (MTSE), ambas presididas por el Alcalde de Mula, (representada por los ayuntamientos de Aledo, Alhama, Librilla, Mula, Pliego y Totana), que ha hecho de impulsora y promotora de esta asociación para la gestión de ayudas europeas de los fondos LEADER, en la que también participan una treintena de asociaciones y entidades privadas. Entidades privadas, -entre las que se encuentran las que han efectuado la denuncia a Bruselas- que comunicaron, entre otras irregularidades, que pretendían teledirigir la nueva asociación desde la dirección de la Mancomunidad turística, estableciendo en los estatutos la reserva de los puestos de presidente, vicepresidentes, secretario, vicesecretario y tesorero de la nueva asociación a los 6 alcaldes de los municipios de esta Mancomunidad. Prohibiendo, de hecho, el que tales cargos pudieran ser desempeñados por algún representante de la treintena de asociaciones privadas. Cuando la normativa Europea, establece que la capacidad de decisión en estas asociaciones privadas, en los GAL,   con respecto de las entidades públicas, deberá ser al menos el 51% del total.

Este requerimiento de Bruselas, según José Luis Hernández, Presidente de APESE y CEBAG, no sólo supone un duro golpe de la Comisión Europea a los dirigentes de la nueva asociación y a la Mancomunidad turística y los ayuntamientos citados, sino

también indirectamente a la Consejería de Agricultura de Murcia y al Ministerio de Agricultura, ya que estos habían hecho caso omiso a la denuncia inicial, de cinco entidades socias por lo que obligaron finalmente a tres de las entidades empresariales y de vecinos denunciantes,  a acudir con su reclamaciones a Bruselas.

Pero además, según José Luis Hernández, esta discrepancias entre los socios de la asociación Territorio Sierra Espuña, -que no han podido resolverse internamente ni siquiera en la esfera de Murcia, como pretendimos en un primer momento-; va a suponer la pérdida irremediable del necesario consenso, cohesión y la confianza entre todos los socios del territorio, que hace que este proyecto, que podría haber trascendido más allá del GAL y de sus ayudas europeas, se vaya a ralentizar y es probable que difícilmente se vaya recuperar para otros fines.

Para finalizar, José Luis Hernández manifiesta que “estamos dispuestos a colaborar en la búsqueda de soluciones ante las irregularidades denunciadas y ahora confirmadas por Bruselas, en beneficio de los sectores económicos y sociales del Territorio Sierra Espuña”. Pero, sigue manifestando José Luis Hernández, “ni antes ni ahora vamos a contribuir en ser comparsas de unos técnicos y autoridades municipales, si no se acomete previamente una profunda reestructuración consensuada de los estatutos, de la estructura y del Plan de Actuación multisectorial y ayudas previstas en el proyecto”. Y continua José Luis Hernández “Sin recuperar el consenso perdido, este proyecto y otras actuaciones del Territorio Sierra Espuña, puede tener muy condicionada su continuidad y viabilidad en el futuro”.

Manifiesta finalmente José Luis Hernández que, “la Consejería de Agricultura tenía y tiene una función de responsabilidad y una función de tutela y mediación muy importantes en la reorientación en profundidad del proyecto de una forma consensuada”

9 de febrero del 2024