SIN NOVEDAD EN EL FRENTE.

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE.
Lo primero, vaya por delante otra vez mi más sentido pésame por la reciente pérdida de nuestro Alcalde, D. Juan José Canovas, a todos sus familiares y amigos. Dicha pérdida ha abierto un obligado debate político que nadie en la oposición quiso o supo, abrir durante su mandato. Desconocemos a día de hoy la posición oficial de los partidos políticos locales y hasta al nuevo candidato de la lista más votada, algo pasmoso si se piensa fríamente pero desde la Plataforma Civil "Ahora Totana" vuelven a proponer un gobierno de concentración para nuestro municipio como ya harían hace unos meses y cayó en total saco roto. No puede haber gobierno de concentración a nivel municipal sin una moción de censura previa y argumentada.
Un gobierno de concentración es aquel en el que tanto los partidos políticos que mandan como los que están en la oposición se unen para hacer causa común. Es decir, durante un periodo de tiempo olvidan sus diferencias para adoptar medidas consensuadas que contribuyan a superar una coyuntura adversa o alguna situación extraordinaria y sinceramente, no alcanzo a entender cual es la situación extraordinaria a día de hoy a nivel político que no lo fuese antes del fallecimiento de nuestro Alcalde, y que nadie me mal interprete. Luego tenemos lo que nos dice la ley electoral al respecto.
Pasados más de dos años de gobierno de GanarTotana-IU (en minoría), y habiéndose celebrado el debate sobre el estado del municipio a mediados del año pasado para fiscalizar la gestión del gobierno de los dos primeros años. La oposición (en mayoría), caso de no estar conforme con esa gestión y preocuparle verdaderamente Totana y sus vecinos, podrían haberse reunido hace meses y llevado a cabo una moción de censura, que es la forma legal de apartar a un Alcalde de su cargo. Dicho sea de paso, una moción de censura se puede presentar incluso al día siguiente de la elección de un Alcalde en minoria y no lo digo yo, lo dice la ley electoral que suelen defender, los que no estamos de acuerdo con ella cuando se incumple por intereses de partidos y en contra de lo decidido por los votantes. Luego otro pequeño detalle, al estar la oposición en mayoría se podrían haber llevado a cabo muchos acuerdos plenarios que son competencias de la propia Corporación Municipal y de gran interés general y no se ha hecho por falta de trabajo en común y entendimiento.
Pero la oposición en general, da muestras de tener pocas ganas de gobernar a la vista de sus pasados movimientos políticos, ya que la moción de censura la podrían presentar cuando hubieran querido y la tendrían 100% ganada. Así que a día de hoy, lo más probable, es que en el pleno de la Corporación de esta próxima semana será elegido nuevo Alcalde un candidato de la lista de GanarTotana-IU, que por otra parte es lo legal, no como ocurrió en 2015 y muy probablemente, pienso que será nuestro actual Concejal de Urbanismo, D. Pedro José Sánchez pero esto son elucubraciones mías que no van a ninguna parte. El siguiente paso sería, si no están conformes con el nuevo gobierno (el mismo que el anterior), la moción de censura argumentada en base a unos compromisos políticos que no se dieron a la hora de elegir a nuestro difunto Alcalde en minoría entre este y la oposición, en defensa de los intereses de los totaneros. Ni se darán la próxima semana a la hora de elegir al nuevo Alcalde para el resto de la legislatura.
Mediante esa moción censura sería cuando elegido un Alcalde de consenso (a partir de los candidatos n°1 de las listas), pudiera elegir de entre la oposición, a su equipo de gobierno con representación de todos los partidos para poder "arrimar todos el hombro". Pero insisto, ¿quieren todos arrimar el hombro juntos por Totana y sus vecinos...?. La propuesta de la Plataforma Civil "Ahora Totana" está errada, no consigue poner al resto de la oposición entre la espada y la pared y no va otra vez, a ningún sitio. Deberían de haber presentado una moción de censura con unas propuestas de gobierno en común y un candidato pero a mediados del año pasado para que los demás se "retratasen". A día de hoy y legalmente, volvemos a la parrilla de salida es decir, como si se hubiesen celebrado unas elecciones donde la lista mas votada hubiera sido GanarTotana-IU. No hay más misterios.
Cuando los procedimientos legales no se cumplen de forma plena y sin saltarse ninguno de sus pasos, es cuando estamos a los pies de los políticos de turno, sin orden y como no, sin democracia, lo peor para una sociedad. No, el problema de Totana no son los "comunistas". El problema de Totana es el lamentable desgaste generalizado de una clase política agotada y sin ilusión ninguna de trabajar por los demás. A la par que enfrentada visceralmente, sin ninguna capacidad de llegar a grandes acuerdos y que no se resiste a heredar viejos prejuicios en lugar de mirar adelante. Las nuevas generaciones incluidas, a la vista está. Un desastre al que muchos no le vemos el final y donde esos prejuicios, las "etiquetas" y la falta de humildad, superan a la coherencia y al afán de trabajo por el interés general a la hora de gobernar esta ciudad.
Juan C. Carrillo.
Exconcejal del Ayuntamiento de Totana.